UNCuyo: Cerca de 1.500 estudiantes tienen becas para almorzar, sin tener que abonar lo que consumen

Sociales 05 de julio de 2022 Por Diario Diez (R.A)
En cuanto al valor de la bandeja para quienes no cuentan con becas, es sumamente accesible. Almorzar en el Comedor Universitario cuesta $200 y hay coincidencias en que es "Muy buena la comida y generosa la porción, con comida balanceada".
comedor-nueva-w_800_900

Situación en los comedores de la UNCuyo

Gustavo Montoya, secretario de Bienestar Estudiantil de la UNCuyo, explicó que "Tenemos 10 tipos de becas en Bienestar. Hay becas individuales de almuerzo y becas relacionadas con otras becas de comedor, que son las de continuidad, que nosotros llamamos de tramos vinculados con el avance del alumno en la carrera. Y están también las becas de residencia que benefician a quienes pernoctan en los albergues de la UNCuyo".

Montoya contó en la nota con Carina Scandura, Marcela Furlano y Carlos Hernández que "son 4 los comedores: el central, que es el viejo Hogar y Club Universitario; otro en la sede San Rafael; en la Facultad de Educación Centro, pegado al Magisterio y el más reciente y remozado, el de la Facultad de Ciencias Agrarias".

"Hay un equipo de profesionales destinado al servicio de almuerzo. Hay bromatólogas y nutricionistas y son tres los menúes: el común, el vegetariano y el que consumen las personas celiacas"

Los que tienen el beneficio de la beca de almuerzo en la UNCuyo son 1.482 estudiantes. "Pagan cero peso", indicó el secretario y aclaró que "Quienes lo reciben son los que tienen beca única de comida, beca de residencia o beca tramo". El número de becarios del Comedor Universitario se incrementó mínimamente en el último tiempo.

En cuanto al valor de la bandeja para quienes no cuentan con becas, es sumamente accesible. Almorzar en el Comedor Universitario cuesta $200 y hay coincidencias en que es "muy buena la comida y generosa la porción, con comida balanceada".

img-20161020-wa0003_999_750

"Por ello -dijo Montoya- van a comer muchos estudiantes que no son becarios pero saben que el menú es saludable y hasta eligen el día para ir según lo que haya: 'hoy voy porque hay pastel de papas, o porque hay milanesas' es algo que escuchamos a diario".

El directivo universitario descartó que se repita la situación de otras casas de estudio con alumnos que están mal alimentados: "Puede haber situaciones excepcionales pero no hemos detectado. Sí, es claro que asisten a comer jóvenes de condiciones socio económicas bajas, pero no al extremo del que hablan en el Comahue".

Sobre los que están alojados en residencias universitarias acotó que "hoy son 72, que además tienen posibilidades cocinar sus comidas fácilmente. Donde no hay residencia universitaria, como en San Rafael, se les da una beca de alojamiento, con un estupendo dinerario para que paguen el alquiler".

"Es grande la cantidad de estudiantes con niveles económicos bajos. Por eso difundimos ampliamente lo de las becas, para que se enteren. Colaboran los municipios para que la información llegue a más personas. La consigna es decirle al alumno: te vamos a garantizar un almuerzo buenísimo, con todo lo equilibrado que necesitás y vamos a intentar hacerte más fácil el resto para que puedas estudiar"

Finalmente aseveró Montoya: "No les vamos a solucionar la vida, pero tenemos 10 tipos de beca para ayudar a los chicos y las chicas".

Fuente: Diario Uno

Te puede interesar