La FAIE de las iglesias evangélicas apuntan con fuertes críticas a las propuestas de Milei

Política 15 de noviembre de 2023 Por Diario Díez
De cara al balotaje, en estos últimos días la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE) emitió una carta pastoral con declaraciones en contra del candidato de La Libertad Avanza.
Imagen de WhatsApp 2023-11-14 a las 20.19.45_bb7cc080

A casi una semana del balotaje, otro sector de la sociedad civil hizo pública su postura ante las elecciones presidenciales. Se trata de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE). La entidad, que aglutina a varias confesiones protestantes, emitió una carta pastoral dirigida a sus fieles en la que critica abiertamente las ideas de Javier Milei, aunque sin mencionar explícitamente al dirigente de La Libertad Avanza (LLA).

El escrito, que está firmado por el pastor evangélico y presidente de la FAIE, Leonardo Schindler, rechaza “cualquier proyecto que promueva la libre portación de armas”, que es una de las propuestas que esbozó el libertario durante la campaña presidencial. También plantea su oposición a que “ni las personas ni parte alguna de su cuerpo pueden ser compradas o vendidas”. Se refiere a las declaraciones públicas de Javier Milei y otros referentes de LLA que insinuaron impulsar un “mercado” de órganos.

La FAIE se manifestó también en contra de otro eje de la campaña de Milei y su candidata a vicepresidenta, Victoria Villarruel, acerca de su mirada de la historia reciente de los años setenta. En varias oportunidades, ambos cuestionaron la cifra de “los 30.000 desaparecidos” y llegaron a defender a militares condenados en los debates presidenciales.

“Como ayer, también hoy decimos ‘Nunca Más’. La sangre de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la última dictadura en nuestro país sigue clamando al cielo por Memoria, Verdad y Justicia”, señala la carta.

La federación que encabeza Schindler fue fundada en 1957, y es conocida por aglutinar a los grupos protestantes clásicos e históricos, entre ellos, algunos pentecostales. Entre sus miembros se encuentran la Asociación Iglesia de Dios, el Ejército de Salvación, la Iglesia Evangélica del Río de la Plata y otras denominaciones luteranas, menonitas, metodistas, presbiterianas, valdenses, anabaptistas, bautistas y pentecostales.

Este sector fue parte del ecumenismo crítico contra la represión ilegal de la última dictadura militar.

En la misiva de este fin de semana, y en otra referencia a la postura de Milei de crítica a las políticas ambientales, la FAIE se expresó: “Es urgente que se proteja la biodiversidad; los montes, el agua y el curso natural de los ríos. Aprendamos de quienes desde siempre cuidan y respetan la tierra”, señala el texto. También se muestran a favor de las “políticas honestas que promuevan la justicia e inclusión social, redistribución de la riqueza, el valor de los salarios, acceso público a salud, vivienda y educación; trabajo en condiciones dignas, seguridad”.

“Rogamos al Señor que en las próximas elecciones prime el amor por sobre el odio, la razonabilidad por sobre los enojos, el interés común por sobre el egoísmo. Busquemos información veraz. Leamos las plataformas políticas que han presentado ambos candidatos”, dice el mensaje de Schindler, y completa: “Y votemos sin dejar de lado los consensos democráticos que supimos alcanzar a lo largo de la historia. Que a la hora de emitir nuestro voto tengamos presente las enseñanzas de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”.

La carta pastoral de la FAIE

Estimados hermanos, estimadas hermanas.Estamos a pocos días de participar en una nueva elección presidencial.

El contexto en el cual se desarrolla la misma está marcado por grandes necesidades, enormes incertidumbres y la aparición de discursos fanatizados cargados de violencia y desprecio por quienes piensan diferente.

Elegir en medio de este clima complejo, nos obliga a despojarnos de sentimientos mezquinos e individualistas, rencores, enojos y priorizar aspectos esenciales que no pueden dejarse de lado bajo ninguna circunstancia.

En tal sentido, como Federación Argentina de Iglesias Evangélicas reafirmamos:

1.- La solidaridad con quienes nacen en pesebres olvidados, padecen las injusticias y cargan sobre sus cuerpos el pecado del mundo. Es por ello que expresamos la necesidad de prácticas y políticas honestas que promuevan la justicia e inclusión social, redistribución de la riqueza, el valor de los salarios, acceso público a salud, vivienda y educación; trabajo en condiciones dignas, seguridad. En relación a este último aspecto, rechazamos cualquier proyecto que promueva la libre portación de armas. Más armas es más violencia.

2.- La sacralidad del ser humano. Somos Templo del Espíritu Santo. Por lo tanto, ni las personas ni parte alguna de su cuerpo pueden ser compradas o vendidas.

3.- El compromiso con la defensa y promoción de los Derechos Humanos. Como ayer, también hoy decimos “Nunca Más”. La sangre de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la última dictadura en nuestro país sigue clamando al cielo por Memoria, Verdad y Justicia.

4.- La Creación es un bien de Dios del cual somos mayordomos. Es urgente que se proteja la biodiversidad; los montes, el agua y el curso natural de los ríos. Aprendamos de quienes desde siempre cuidan y respetan la tierra.

5.- Que en Cristo Jesús todas las personas, sin distinción alguna, deben ser valoradas y respetadas en su dignidad. Por lo tanto son inadmisibles las expresiones y actitudes cargadas de odio y discriminación contra las mujeres y minorías.

6.- Que el diálogo es la forma de superar los disensos. En democracia hay adversarios políticos no enemigos. Cualquier intento por eliminar a quienes piensan diferente nos deshumaniza como sociedad.

Estimados hermanos, estimadas hermanas: A poco de celebrar 40 años ininterrumpidos de Democracia y Estado de Derecho, quedan muchas asignaturas pendientes: pobreza, corrupción e inseguridad son deudas que deben ser saldadas urgentemente. Como iglesias estamos llamados por nuestro Señor a asumir, aún en medio de caminos difíciles y con dudas, un compromiso ineludible en favor de una sociedad que garantice la justicia social, la defensa de los derechos humanos y el cuidado de la creación.

Por ello rogamos al Señor que en las próximas elecciones prime el amor por sobre el odio, la razonabilidad por sobre los enojos, el interés común por sobre el egoísmo. Busquemos información veraz. Leamos las plataformas políticas que han presentado ambos candidatos.

Y votemos sin dejar de lado los consensos democráticos que supimos alcanzar a lo largo de la historia. Que a la hora de emitir nuestro voto tengamos presente las enseñanzas de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Por la Junta Directiva de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas

Pastor Leonardo Schindler

Presidente de la FAIE

Fuente: Infobae

Te puede interesar